Espacio en el que el vómito de las musas se convierte en música y en simples garabatos.